Category: gráfica

Usé Windows exclusivamente hasta 2006, creo que todos lo usan no por gusto, si no porque te viene en la compu, “es lo que hay”, más bien “lo que te dan” (y pagás por eso en el precio total de la compu), en 2006 viajé a Buenos Aires para formar parte de un equipo en un largometraje animado hecho con software libre, donde usaban Ubuntu, y bastó una o dos semanas para abrir los ojos y ver lo que me estaba perdiendo! Fué más que un cambio de sistema operativo, empecé a ver que no tenía que conformarme con lo que usaba, con sus virus, sus cracks, sus cosas raras, que hay para elegir y mucho, gracias a esta libre elección te armás el sistema a tu medida, tu workflow se optimiza mucho.

Hace poco cambié la compu y decidí instalar todo de nuevo, llegué a la conclusión de que en Windows, el primer día es cuando más rápido te funciona todo, es ágil, pero con el tiempo y uso degrada… Mientras que con Linux tengo la sensación que es al revés, mientras más lo usás y configurás, más rápido se vuelve.

M > – ¿cómo empezaste a interactuar con la comunidad de blender?

P > Mi primer contacto fué en 2003 a través del único foro en español sobre Blender en su momento, NicoDigital, hoy en día no está más activo pero hay muchos lugares para reunirse. Empecé leyendo mucho y subiendo trabajos para recibir críticas, tenía 16 años y era mi primer foro, así que mucha idea no tenía, pero fué genial, además ves trabajos de otros usuarios y motiva mucho, mientras más compartís más recibís a cambio, hice amigos que incluso hoy en día seguimos intercambiando cosas, o que gracias al contacto con ellos conseguí trabajo o conocí en persona en conferencias y cursos en España, México e incluso una charlita en la Universidad de La Plata, en Buenos Aires.

M > – Contame sobre tu primer proyecto y el primer proyecto con Blender Foundation, ¿recordás derivadas, o los aportes del Soft Libre a ese proyecto?

P > Primer proyecto… unos imanes y almanaques para pegar en la heladera, ¿sirve?, era una forma de que mis padres vean que “hacía algo” y poder cubrir una cerveza el fin de semana o algo, mientras seguía haciendo personajes en los tiempos libres y publicando mis trabajos en galerías y foros, a pesar de mi mal inglés, hasta que me contactó un italiano por mi primer freelance internacional, se trataba de unos wallpapers para celulares, buscaba personajes simples (¡bien! era lo que hacía) y en tamaño pequeño (¡mejor! mi compu no me dejaba hacer mucho más), gracias a este trabajo compré mi primer compu y pude demostrar (al resto y a mí mismo) que se podía trabajar de esto.

Pero fué en 2006 que tuve la oportunidad de trabajar en Buenos Aires para un largometraje animado, “Plumíferos”, fueron casi 2 años en total, de una experiencia maravillosa, aprendizaje a nivel técnico, el trabajo en equipo, y a nivel humano, al venir del sur de la patagonia,  donde no había ni rastros de 3D, era la primera vez que veía tantos artistas digitales juntos, y sobre todo usando Blender!, fué increible.

A mediados/fines de 2007 la producción de Plumíferos se detuvo por razones económicas, retomando sólo unos pocos a comienzos del 2008, en Abril de ese año la Blender Foundation terminaba la open movie “Big Buck Bunny”, a la vez que se llevaba a cabo el open game “Yo Frankie!”, con los dos proyectos en paralelo la producción de éste último se complicó, el director de arte se fué y Ton Roosendaal (productor) me preguntó informalmente si quería unirme al proyecto, ahí viene la parte del desmayo (casi, toco madera), después formalmente, y luego de una semana, estaba en Amsterdam, la primera vez que pisaba otro país que no sea Chile, sin haber hablado inglés más que en el colegio, y escrito en foros… divertido!, es el día de hoy que agradezco la paciencia de mis compañeros en el proyecto.

M > -Ahora contame algo sobre Sintel, la última película abierta de la BF, donde participaste (www.sintel.org)…

P > Para el proyecto Sintel no quería aplicar, porque no tenía fé de quedar elegido, pero como justo en esas fechas (Julio 2009) estaba acá en el Blender Institute, trabajando en un DVD de entrenamiento (Venom’s Lab!), Ton me convenció para que aplicara al proyecto 5 minutos antes de que termine la hora, lo hice, y no quedé elegido. Ya la veía venir, pero igual no está bueno, aunque hoy en día mirando en retrospectiva pienso, ¡qué suerte! El proyecto empezó en Otoño-Invierno (Europeo) 2009-2010, mientras,
pasé unas vacaciones de verano (Hemisferio Sur) hermosas en la Patagonia con amigos, que no podría haber vivido si me unía desde el principio a Sintel. Recién formé parte cuando necesitaban más gente (siempre en un proyecto al principio necesitas la mitad o menos de lo que será el equipo que estará al final), a principios de Marzo, cuando realmente la parte grosa del proyecto empezaba, con las cámaras ya puestas en sus respectivas escenas y tomas, después de haber preparado el guión, los modelos, los conceptos, y demás. Terminé en la parte que más me gusta que es la de iluminación/render, y después dirigiendo la fotografía para el resto de las escenas que preparaban mis compañeros.

La verdad Sintel fué un entrenamiento sin par, usando Blender todo el día por tanto tiempo con gente talentosa alrededor se aprende de una manera u otra, aunque algunas cosas aplicadas al workflow las había aprendido en Plumíferos en Argentina, y las apliqué acá, en conjunto con otras aprendidas a través de los años, es lindo cómo se mezclan y se van forjando flujos de trabajo distintos.

M > -¿Conocés gente que esté realizando proyectos abiertos y con Soft libre? ¿Qué te parece interesante de esos proyectos?

P > No encuentro área donde no se use Software Libre hoy en día, más allá de cine/juegos/publicidad/imprenta, lo típico de diseño, se usa en cosas que uno ni se imagina, medicina, arquitectura, hasta me he encontrado científicos!

El año pasado tuve un trabajo freelance en el que debía viajar a Noruega para visitar una sala de cirugías ‘del futuro’, tomar fotos y videos, reconstruirla en 3D, que luego los estudiantes de ingeniería se encargarían de crear la parte interactiva, usando un motor libre, para que estudiantes de medicina usen este tan caro equipamiento a distancia, de manera virtual. También esta universidad noruega tenía un proyecto sobre audio, en el que tuve que reconstruir en 3D un edificio muy antiguo para que otros estudiantes puedan hacer pruebas de acústica sin estar físicamente en el lugar.

Así hay muchos, todos combinando programas o incluso partecitas nada más de librerías libres, usando contenido libre, y liberando el resultado, desde arquitectos, a VJ’s con Processing y Pure Data, a máquinas libres capaces de reproducirse a sí mismas y construir piezas para hacer tus propias. Creo que el futuro del software libre es el hardware libre, que cada vez tiene mayor apoyo, claro ejemplo es Google y su Open Accessory basado en Arduino, creo que esta filosofía va a expandirse a otras áreas a lo largo de los años, somos muchos más de lo que creemos :)

M > Gracias y tomate un mate.
P > A cambiarle la yerba hermano.

P > Paaah me fuí al carajo, acortala! cada letra es CC así que remixala como quieras :) Un abrazo!

* Pablo Vazquez
CG Artist
Blender Foundation Certificated Trainer
E-mail: contact @ pablovazquez.org
Website: http://www.pablovazquez.org
** Martín Eschoyez
Es artista gráfico en animación 3D y colaborador de cultura.rwx
Website: http://www.martineschoyez.com.ar/

Todas las imágenes de este artículo son de la película Sintel, el último proyecto de la Blender Foundation, disponibles para su descarga en www.sintel.org

¿Sabes? A menudo, la gente nunca ha pensado de dónde provienen las fuentes, ya que las fuentes de su computadora simplemente están ahí, Vemos constantemente diferentes tipos de letra en el mundo, por lo cual todos sabemos con certeza que hay muchos de ellos. De ahí que no sean evidentes las razones por las que hagan falta aún más de los que ya existen. Tal vez la sorpresa se deriva también de la forma en que las fuentes resultan ser subliminales. Nos fijamos en el sentido de lo que leemos, y esto aparta nuestra atención de la mecánica que subyace en el acto de leer. Los hechos comunes de todos los días pueden presentársenos como algo misterioso cuando uno los viene a examinar por primera vez, y la lectura parece ser uno de esos hechos.
Las nuevas fuentes se crean por muchas razones, y a menudo varias de esas razones están presentes a la vez. He aquí tres de ellas:

Identidad

Las organizaciones necesitan identidades visuales, y las fuentes pueden vigorosamente identificar quién publicó qué cosa. Tener una identidad visual distintiva es estar a la moda. La moda hace la vida más interesante, y es una parte tan importante de la tipografía como cualquier otro aspecto de la cultura. Aunque se puede conseguir una identidad visual bien distintiva incluso con una fuente muy común – la popularidad de Helvetica así lo atestigua -, sugiero que esta es la motivación principal por la que los diseñadores gráficos desean hoy nuevas fuentes; es por eso que los tipógrafos autorizan nuevas fuentes al por menor y la razón por la que los proyectos de creación de marcas de identificación corporativa encargan fuentes hechas a la medida. Estos encargos pueden dejar de ser justificación suficiente para más de una sola fuente, no toda una familia – apenas expandir un logotipo en un alfabeto completo. Sin embargo, a veces ello puede dar como resultado grandes las familias, y este año Canonical le encargó una familia muy grande de fuentes a la fundición-Dalton Maag en Londres.

Arte

Aunque los diseñadores de tipos atienden a los deseos de sus clientes, también tienen sus propias ideas y usualmente esas ideas poseen un sesgo artístico. Existe ese impulso básico que mueve a la expresión de uno mismo, a expresar emociones a través de las formas de las letras, además de la cosa toda de George Mallory: “Porque está ahí”.
No se debe subestimar el poder del sentimiento que hay detrás de la frase “¡Lo hice yo!” Este se encuentra en la base de la razón por la que me convertí en un diseñador de tipos. Víctor Gaultney, el diseñador de la familia de fuentes libres Gentium, quien es también un diestro músico, lo resumió diciendo simplemente: “¿Por qué crear nuevas fuentes? ¿Por qué crear música nueva? ”
Hay también un lado mercantil en el diseño de tipos como práctica artística. He oído a profesionales experimentados como Matthew Carter y Gerard Unger decir que durante su carrera han estado trabajando constantemente, de forma privada, en fuentes para ellos mismos. Cuando un diseñador gráfico construye así un depósito secreto propio, si se presenta un encargo y esos diseños privados resultan ser pertinentes, pueden ser refinados para aprovechar el breve momento favorable y asegurar un margen de ganancia.
Cualquiera que sea la clase de diseño que usted esté haciendo, si se trata de diseñar sin ningún tipo de restricción y sólo pensando en su libre expresión, usted no está realmente comprometido en una tarea del diseño, sino de arte. La motivación inicial podría muy bien ser indistinguible de las necesidades de los usuarios del artefacto de diseño final, pero creo que es una clase de proceso cualitativamente diferente. Lo que realmente ancla el diseño de tipos en el ámbito de los procesos de diseño es lo siguiente:

Diseño

Las fuentes pueden ayudar o dificultar la legibilidad de un texto. Raph Levien hizo de Inconsolata para componer el código de programas, un verdadero nicho. Los tipos de letra para el código se diseñan típicamente para ser leídos en pantalla, más que impresos, ya que allí es donde el código vive realmente. Este contexto tipográfico determina el diseño de varias maneras, tales como hacer los paréntesis desusadamente grandes de manera poco convencional porque desempeñan un papel clave en el código. Estos paréntesis no son adecuados, por ejemplo, para un directorio telefónico.
Cuando Matthew Carter diseñó Bell Centennial para AT & T en la década de 1970, hizo un nuevo tipo de letras para guías telefónicas que se usarían en tamaños muy pequeños, lo que permitiría más texto por línea, y sin embargo seguiría siendo tan legible como el anterior. El contexto tipográfico es diferente, y los diseños de los paréntesis son diferentes. Esto es algo sutil, subliminal, incluso para muchos diseñadores gráficos, pero esta es la cuestión que realmente cuenta para el diseño de tipos –porque es lo que hace excelente la tipografía, y se paga por sí misma con creces. Cuando se van a imprimir 50.000 ejemplares, obteniendo un 10% más de texto con 50 páginas menos que en la última edición, es mucho el dinero que se ahorra.

Libertad

Y esto ilustra por qué las fuentes libres son tan valiosas. Si usted está utilizando
una fuente y esta no funciona del todo como usted desea – si ocupa demasiado espacio, o si se siente que no es apropiada, o que podría estar un poco más en la onda y ser más moderna – ¿ puede uno cambiarla? Si está utilizando una fuente propietaria, no se puede. Por supuesto, siempre se puede, a partir de cero, hacer un nuevo tipo de letra que tenga cualidades similares. Pero con una fuente libre usted puede impartirle nuevas direcciones, que incluso a sus desarrolladores originales nunca se les habría ocurrido.

Dave Crossland  es un diseñador de tipografías que explora las potencialidades de las formas de licenciamiento libres para la tipografía. Actualmente trabaja como consultor tipográfico para Google, llevando adelante el directorio de fuentes libres y acercando nuevos diseñadores al proyecto.

 

El cual nos ha despertado de nuevo a la colectividad, después de un letargo de muchos años, y que en estos momentos sigue tomando forma a través de asambleas de barrio, decisiones compartidas entre ciudadanos y vecinos de muchas ciudades Españolas.

SOL tal y como lo definen sus organizadores es un proyecto que nace como continuación de las tres ediciones anteriores del Taller de Obras Libres, organizadas por la Universidad Rey Juan Carlos , y está coordinado por Medialab-Prado, CAMON, Escuela de Organización Industrial (EOI) y la Universidad Rey Juan Carlos. Este evento se crea con la intención de dar a conocer, a la vez que fomentar, las obras culturales y artísticas que se basan en las cuatro libertades heredadas del software libre y que aplicadas son las siguientes:

  • la libertad de usar el trabajo y disfrutar de los beneficios de su uso.
  • la libertad de estudiar el trabajo y aplicar el conocimiento adquirido de él.
  • la libertad de hacer y redistribuir copias, totales o parciales, de la información o expresión.
  • la libertad de hacer cambios y mejoras, y distribuir los trabajos derivados.

La tecnología aumenta las posibilidades de compartición y de conexión entre creadores, lo cual permite la multidisciplinariedad y la distribución independiente por medio de internet. Todas estas ventajas han hecho surgir un tipo de obras que cumplen las libertades anteriormente citadas.

La estructura que los organizadores han dispuesto para poder participar en SOL1 ha sido intencionadamente colaborativa y abierta, cualquier institución o persona que quisiese participar podía ponerse en contacto con los organizadores vía web. Si la actividad que quería presentar cumplía las condiciones de obra libre[3] y se realizaba dentro de las fechas propuestas, estaba invitado a participar.

Actividades:

Se han desarrollado actividades de todo tipo, desde charlas y mesas redondas, a exposiciones y conciertos. He elegido algunas de ellas que me han interesado especialmente por el carácter práctico de sus contenidos, como el taller que Platoniq[4] impartió en Matadero Madrid; GOTEO, Cultura de la financiación colectiva, #Redada 7: Obras libres y cultura digital[5] en Medialab-Prado o la charla con el director del documental ¡Copiad, malditos! [6]. En relación con el diseño gráfico, se realizó en la Central del Diseño de Matadero Madrid Libre Design Week con varias actividades y Róndo Brillante que es con la actividad en la que he participado personalmente.

La información completa de las actividades[7] que se realizaron en esa semana las podéis encontrar en la página obraslibres.net.

El taller GOTEO, Cultura de la financiación colectiva forma parte del proceso que está realizando el colectivo para generar la plataforma con el mismo nombre. Aprovecharon esta ocasión para estudiar con los participantes relacionados con el mundo de la cultura, las mejores formas de elección de proyectos para financiar. Platoniq dividió el taller en dos partes; una teórica en la cual se estudió varias plataformas de financiación online para proyectos creativos, diferenciando entre las que se ocupan de la microfinanciación, el crowdfunding y los préstamos P2P, y una segunda parte práctica en la cual, con los 20 euros que pagó cada participante para el taller se debía decidir a qué proyecto real se destinaba esta cuantía, haciendo así una reflexión sobre la elección de los proyectos.

La necesidad de generar nuevas formas de negocio apropiadas para el futuro al que se dirige el mundo de la cultura, es junto con el tema de cómo licenciar y la discusión de qué libertades debe cumplir una obra, algunos de los puntos prácticos ha resolver dentro del mundo de la cultura libre.

En #Redada 7: Obras libres y cultura digital [8] cuya sesión estuvo dedicada a debatir sobre las licencias para publicar y distribuir nuevas obras y contenidos a través de la red. Participaron desarrolladores, creadores, editoriales y discográficas para aportar su experiencia y modelos de organización en el ámbito de las obras libres en España. En ella se discutió sobre qué se considera una obra libre, que condiciones debería de cumplir y cómo es la relación con la industria e instituciones culturales. Esta reunión de la que podéis ver el vídeo[9] en la página de Medialab-Prado.

Relacionado con los problemas que te puedes encontrar al intentar licenciar una obra, en este caso audiovisual, de forma libre es interesante la conversación que tuvieron en el EOI (Escuela de organización industrial) con Stéphane M. Grueso director de ¡Copiad, malditos![10], documental sobre propiedad intelectual. En él podemos ver que problemas encuentra su creador para licenciarlo de esta forma. Es el primer contenido bajo licencia Creative Commons (BY/NC 3.0 Unported)[11] que se emite en la televisión pública española (TVE) y que se puede descargar libremente a través de la web de RTVE.es.

Todas estas cuestiones, mas las específicas del medio, son las que intentamos estudiar en un proyecto que se llama Gráfica libre y que hemos comenzando en la Escuela de Arte 10 de Madrid donde se imparte el grado en diseño gráfico, los ciclos superiores de gráfica publicitaria, ilustración y fotografía. Con la intención de investigar acerca de cómo podría ser el mundo del diseño si se generase conocimiento y material gráfico de forma libre. Esta investigación está enmarcada en la colaboración entre la Escuela de Arte 10 y Medialab-Prado que se irá desarrollando a través de actividades diversas enmarcadas en el proyecto Libre Graphics Research Unit (LGRU), proyecto iniciado por cuatro “medialabs” europeos (Constant, Medialab Prado, WORM y Piksel) que se pondrá en marcha próximamente gracias a una ayuda del programa europeo 2007-2013. LGRU se concibe como un laboratorio itinerante de discusión y desarrollo de herramientas libres por y para artistas, diseñadores y programadores.

En este marco coincidiendo con la semana de las obras libres se realizaron las dos actividades que he comentado al principio Libre Design Week y Róndo Brillante.

Libre Design Week, organizado por la asociación de diseñadores de Madrid (di_mad) que coordina el espacio del Matadero Madrid dedicado al diseño, la Central del Diseño. Se desarrolló con dos talleres; “Indignez-vous!” donde los alumnos de la Escuela de Arte 10 diseñaron carteles para el movimiento 15M con la diseñadora Teresa Sdralevich[12] y el de Hipertipografía (Metafuentes) realizado en La Central del Diseño e impartido por Jose María Ribagorda, tipógrafo y profesor de la Escuela de Arte 10, durante el cual los participantes diseñaron colaborativamente la tipografía S.O.L. En estos dos casos encontramos ciertas incoherencias respecto a las pautas de SOL1 (libertad de: usar el trabajo y disfrutar de los beneficios de su uso, estudiar el trabajo y aplicar el conocimiento adquirido de él, hacer y redistribuir copias, hacer cambios y mejoras, y distribuir los trabajos derivados) ya que no cumplen alguna de las cuatro libertades. Junto con estos talleres, hubo varias conferencias o charlas. Fueron invitados Traficantes de Sueños editorial[13] y librería, y la Revista Léptica, proyectos ambos que llevan tiempo trabajando en la dirección de SOL1. Pero como comentaba antes, existen contradicciones en el mundo del diseño, y quizá sea algo que sucede en muchas otras disciplinas al enfrentarse a la decisión de ceder algunos derechos de autor, o liberar la obra y esta es la confusión entre lo gratis y lo libre. Como ejemplo de esto podemos tomar la charla que impartió la revista de tendencias NEO2[14] titulada NEO2 o cómo distribuir tipografías libres, si nos pasamos por su web en el apartado de descargas y elegimos tipografías, podemos comprobar que las podemos descargar y usar en nuestros propios trabajos, pero no podemos hacer uso comercial de la propia tipografía, ni generar obra derivada y por supuesto no podemos venderla a terceros. La misma incoherencia con la definición de obra libre esta en la exposición “Tipografías Libres”[15], en cuyo caso no podemos descargarlas, ni usarlas y aunque su nombre nos indica lo contrario, no existe acceso a ellas, ni están licenciadas.

Mi participación en la semana fue con un proyecto educativo, realizado entre varias instituciones y sus alumnos, llamado “Rondó brillante”[16]. Esta actividad propuso que alumnos de grado en diseño gráfico (Escuela de Arte 10) enseñasen a niños de Educación Primaria (Aulas Balia del CEIP Francisco de Goya) algunos fundamentos de diseño utilizando herramientas de software libre, con las que generaron imágenes tipográficas para ilustrar una composición musical compuesta por Eduardo Costa, que da título al proyecto, sobre canciones populares infantiles.

Esta colaboración se ha estructurado en varias fases: la primera talleres prácticos que han realizado los alumnos de primero de diseño gráfico en los que por medio del programa vectorial libre Inkscape[17] los alumnos del colegio Francisco de Goya que participan en las Aulas Balia, aprendieron algunos fundamentos del diseño gráfico y realizaron, con notas musicales y fuentes libres, personajes tipográficos. Una vez realizados los talleres, para los cuales nos basamos en la música compuesta por Eduardo, se generó un material gráfico que mas adelante utilizó Miguel Angel Lastra de la Plataforma Audiovisual addSensor[18] para generar visuales.

El día mas emocionante del proyecto fué el Viernes 13 de Mayo, en el marco de la Semana de las obras libres, cuando la orquesta infantil nos regaló la interpretación musical en un concierto en la escuela de Arte 10. Los componentes del grupo de cámara de grado elemental Andana, niños y niñas de 7 a 14 años, tocaron sus instrumentos mientras Miguel Angel Lastra generaba visuales con los dibujos de los niños y niñas del Goya que asistían con cara de asombro al concierto, viendo cómo formaban parte de una “obra de arte”, como ellos la calificaron, colaborativa.

Algunos apuntes sobre lo “libre”

Cuando me encargaron esta crónica yo estaba un poco desilusionada con lo que fué la Semana de las Obras Libres relacionada con el diseño gráfico, en mi entorno cercano como ya he contado se celebraron dos eventos; Rondó Brillante y Libre Design Week.

Con Rondó Brillante nos hemos encontrado con numerosas dificultades por lo poco interiorizado que está la cultura libre en el mundo del diseño gráfico. Tenemos grandes dudas sobre si los niños y niñas han entendido que formaban parte de un evento con esta ideología. De que el proyecto es colaborativo, no hay duda, ellos entienden perfectamente que sin los niños/as que tocan instrumentos no había concierto, y los componentes de la orquesta que sin los alumnos del Goya y de la escuela no habría personajes que bailasen al compás de la música. De ahí a entender cuestiones como qué es el software libre, qué es que alguien pueda hacer una obra derivada o qué pasa si ponemos una licencia que ceda los derechos comerciales, hay un abismo.

Surgieron también dudas sobre cuestiones técnicas como aquellos que se hizo con software privativo, nos preguntábamos si lo que no esté realizado con software libre, debíamos ponerlo a disposición del público o como hacer que el material vaya acompañado con su licencia y alguna sobre cuestiones comunicativas como si los niños/as en el fondo habían realizado los diseños sabiendo que van a ser compartidos de forma libre y qué significa eso. Los alumnos participantes de diseño gráfico entendían y compartían que todo aquello que generásemos para el proyecto iba a ser reutilizable y compartido en la red, pero ¿hasta que punto esta forma de trabajar será llevada a los futuros diseños que realicen posteriormente? ¿hasta que punto han entendido que trabajar así puede beneficiarnos a todos? Ni siquiera los profesores parece que lo tengamos demasiado claro.

En la semana de las obras libres, dentro del marco de la Libre Design Week, hemos visto que se realizan actividades relacionadas con la tipografía y el diseño, se genera material en talleres, incluso se trabaja en una fuente dedicada a la semana y se exponen tipografías generadas por alumnos de la escuela, todo ello con la intención de participar en esa bonito proyecto que conforma el universo de lo libre. Pero ni los materiales los podemos encontrar editables, ni los alumnos han reflexionado sobre qué derechos les gustaría ceder y ni los han licenciado. Parece que en el mundo del diseño la cultura libre cojea, y no es por falta de ganas de compartir o realizar trabajos colaborativamente, sino por falta de información y quizá de esa “costumbre” de mantener todo atado a una autoría, ficticia por otra parte por que si no es copiando a nuestros predecesores en cualquier disciplina, ¿como lo hacemos entonces?.

Con esta sensación extraña que me producen la instituciones cuando se suben al carro de lo que ellos creen está de moda, en este caso, este tipo de eventos casan perfectamente con una crisis económica que hace que las entidades culturales necesiten contenidos a bajo coste. Decidí juntarme con los organizadores de la semana para contrarrestar impresiones. Estuve con Laura Fernández y Nerea García Garmendia de Medialab-prado, y contacté por mail con Daniel Fernández del EOI y Rocio Lara de Camon Madrid para que me diesen su valoración, que en general es muy positiva, tanto en términos de contenido como en participación, y que todos los demás eventos habían cumplido las libertades de una obra cultural libre.

Tras pensar en todo esto, en las dudas y problemas que nos hemos encontrado en esta primera semana de las obras libres, intento sacar conclusiones. Me doy cuenta tras haber trabajado, disfrutado y asentado los eventos de SOL1, que se me plantean muchas y diferentes cuestiones que intentar responder, como; ¿Es posible que algunos estén utilizando la idea de “cultura libre” como excusa para generar contenidos en épocas de crisis?. En el mundo del diseño gráfico, ¿por qué es tan difícil interiorizar y enseñar estos conceptos? ¿será cultural? ¿será generacional? ¿será cuestión de ego? ¿Deberían las escuelas de diseño públicas hacer hincapié en enseñar a sus profesores que es bueno generar conocimiento libre y usarlo? ¿Y los alumnos, deberían entender que ellos aprenden de otros y reciben el conocimiento de alguien que lo ha generado y que deberían devolver esto liberando conocimiento?…

Espero que vayamos contestando todas estas preguntas, y todas las que me dejo en el tintero, según se vayan sucediendo las siguientes semanas de las obras libres en los sucesivos años y en los próximos proyectos de gráfica libre, de conciertos, de charlas, de exposiciones… etc.

Y mientras reflexionamos, asistiremos a las asambleas de barrio, hablaremos con los vecinos, aunaremos fuerzas para afrontar los problemas, compartiremos conocimiento y utilizaremos las redes tecnológicas para generar nodos, por que quizá lo más bonito de SOL1 es que coincidió con un sentimiento de colectividad y compartir que está sucediendo en SOL.

Notas

  1. http://obraslibres.net/
  2. http://madrid.tomalaplaza.net/manifiesto-2/ ¿Quiénes somos? Somos personas que hemos venido libre y voluntariamente que después de la manifestación decidimos reunirnos para seguir reivindicando la dignidad y la conciencia política y social. No representamos a ningún partido ni asociación. Nos une una vocación de cambio. Estamos aquí por dignidad y por solidaridad con quienes no pueden estar aquí. ¿Por qué estamos aquí? Estamos aquí porque queremos una sociedad nueva que dé prioridad a la vida por encima de los intereses económicos y políticos. Abogamos por un cambio en la sociedad y en la conciencia social. Demostrar que la sociedad no se ha dormido y que seguiremos luchando por lo que nos merecemos por la vida pacífica. Lo queremos todo, lo queremos ahora, si estás de acuerdo con nosotros ¡ÚNETE!
  3. http://freedomdefined.org/Definition/Es
  4. Platoniq: sistema cultural co-operativo, es una organización internacional de productores culturales y desarrolladores de software, pionera en la producción y distribución de cultura copyleft. Desde el año 2001, llevan a cabo acciones y proyectos en los que los usos sociales de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) y el trabajo en red son aplicados al fomento de la comunicación, la autoformación y la organización ciudadana. El resultado de su trabajo genera innovadoras aplicaciones informáticas y metodologías, además de un amplio archivo audiovisual bajo licencias libres en Internet. http://www.platoniq.net/
  5. http://medialab-prado.es/article/redada_7_obras_libres_y_cultura_digital
  6. http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-documental/documental-copiad-malditos/1075737/
  7. http://obraslibres.net/node/6
  8. [...]Sin neutralidad, Internet no podría haberse desarrollado tal y como la conocemos ya que las barreras de entradas serían demasiado altas para el desarrollo de las mismas por parte de personas individuales o startups al no competir en igualdad de condiciones con grandes conglomerados empresariales. Bajo estas premisas, he pensado en sacar el debate de la red e invitar a todas aquellas personas que se quieran sumar a debatir, preguntar o proponer ideas a un sarao espontáneo este jueves en Madrid. Periodistas, empresarios del sector y usuarios son todos bienvenidos. Texto de la primera #redada en la web de Antonio Delgado (http://www.antonio-delgado.com)
  9. http://medialab-prado.es/article/redada_7_obras_libres_y_cultura_digital
  10. http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-documental/documental-copiad-malditos/1075737/
  11. Usted es libre de: Compartir – copiar, distribuir, ejecutar y comunicar públicamente la obra y hacer obras derivadas Bajo las condiciones siguientes: Atribución — Debe reconocer los créditos de la obra de la manera especificada por el autor o el licenciante (pero no de una manera que sugiera que tiene su apoyo o que apoyan el uso que hace de su obra). No Comercial — No puede utilizar esta obra para fines comerciales. http://creativecommons.org/licenses/by-nc/3.0/deed.es
  12. http://www.teresasdralevich.net/index.php?/ongoing/workshop-in-madrid/
  13. http://www.traficantes.net/
  14. http://www.neo2.es/blog/category/typography/
  15. http://www.artediez.es/auladiez/2011/week/home.htm
  16. http://www.artediez.es/graficalibre/?category_name=rondobrillante
  17. http://inkscape.org/?lang=es
  18. http://www.addsensor.com/addsensor_html.htm
  19. Puerta del Sol de Madrid y en las plazas de muchas otras ciudades españolas y de otros países.

Referencias

15M

«#Acampadasol: Madrid toma la plaza», s.d., http://madrid.tomalaplaza.net/.

«Toma la plaza», s.d., http://tomalaplaza.net/.

«Inicio – ¡Democracia Real YA!», s.d., http://www.democraciarealya.es/.

 

SOL1

«¿Qué es? | SOL: Semana de Obras Libres», s.d., http://obraslibres.net/node/7

«Definition/Es – Definition of Free Cultural Works», s.d., http://freedomdefined.org/Definition/Es

«Semana de Obras Libres en CAMON Madrid – Tucamon.es», s.d., http://www.tucamon.es/contenido/semana-de-obras-libres-en-camon-madrid

«Semana Obras Libres (obraslibres) en Twitter», s.d., http://twitter.com/#!/obraslibres.

«EOI en abierto » Y por último…, salió el #sol1.», s.d., http://www.eoi.es/blogs/open/y-por-ultimo-salio-el-sol1/.

«#Redada 7: Obras libres y cultura digital – Medialab-Prado Madrid», s.d., http://medialab-prado.es/article/redada_7_obras_libres_y_cultura_digital.

«Antonio Delgado » Redada: incautando la neutralidad de red», s.d., http://www.antonio-delgado.com/2010/11/redada-primera-edicion/.

«10º WhyFLOSS Conference», s.d., http://www.whyfloss.com/es/conference/madrid11/.

«Comunes», s.d., http://www.nodo50.org/comunes/.

«El documental – ¡Copiad, malditos! Copiad, malditos – RTVE.es», s.d., http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-documental/documental-copiad-malditos/1075737/.

«Grabación de Comunes: 19 de mayo del 2011 – Comunes», s.d., http://www.nodo50.org/comunes/?Grabacion-de-Comunes-19-de-mayo.

«PLATONIQ», s.d., http://www.platoniq.net/.

«matadero madrid :: GOTEO, CULTURA DE LA FINANCIACIÓN COLECTIVA», s.d., http://www.mataderomadrid.org/ficha/768/goteo-cultura-de-la-financiacion-colectiva.html.

«YOUCOOP – Colaboratorio Platoniq / Goteo», s.d., http://www.youcoop.org/goteo/.

«The Last Dance, el blog de Elena Cabrera » La semana de obras libres», s.d., http://www.elenacabrera.com.

Agradecimientos

Quiero agradecer la ayuda a Laura Fernández y Nerea García Garmendia de Medialab-prado, Daniel Fernández del EOI y Rocio Lara de Camon Madrid, y a Marta García Angulo y Miguel Angel Lastra.

 

* Ana García Angulo
www.anagangulo.es

Doctora en Bellas Artes, diseñadora y actualmente Profesora de Artes plásticas y diseño en la escuela de Arte10 de la Comunidad de Madrid, impartiendo asignaturas de tecnología aplicada en el Grado en Diseño Gráfico y ciclos formativos artísticos de grado superior y directora de tesis del título propio de diseño digital del Intituto Europeo de Diseño (IED).

Como diseñadora colabora habitualmente con el estudio de diseño gráfico madrileño Deee-sign cuya actividad, además de realizar desarrollos gráficos, se centra en dirección, consultoría y desarrollo web e investigación tanto en últimas tecnologías como en temas relacionados con la cultura y el diseño libre.

Dentro del marco educativo actualmente realiza proyectos relacionados con la gráfica libre (graficalibre.artediez.es) en colaboración con Medialab-Prado dentro del marco del proyecto Europeo Libre Graphic Research Unit (http://lgru.org/)

………..

SOL por Ana García Angulo está licenciado bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 España. Creado para culturarwx.net.

 

Comenzamos hablando de su experiencia en la creación de redes para distribuir información y promover el intercambio, prácticas en la que centran su trabajo / obra y que en un comienzo resolvieron a través de fanzines, para luego extenderla a los videos VHS donde el volumen y variedad de contenidos fue en aumento; hoy todo ello se ve ampliamente beneficiado por el arribo de la web.

-¿Qué aportó la web, que facilitó en lo económico, en la circulación y el intercambio?

Faca – Inicialmente fue por motivos de curiosidad en cuanto al soporte, que era novedoso y por supuesto alentaba el aspecto económico; con el tiempo fuimos descubriendo que ese mismo medio permitía otro tipo de comunicación.

Inne – El arte correo (2).

F. – Si, también estábamos participando en arte correo previamente a eso y eran muchos intercambios de correspondencia física, en papel.

- ¿Eso después pasó al mail?

F. – Claro con naturalidad el concepto de red, de intercambio de información y demás paso a otro soporte pero la lógica era similar.

- ¿Y con el software libre cuando empezaron?

F. – Con el software libre más conscientemente en el 2003, es decir ya lo utilizábamos, lo conocíamos pero como filosofía lo fuimos incorporando a partir del 2005.

- ¿ Y desde ahí cierra lo del software libre con las prácticas artísticas que ustedes estaban teniendo?

F. – Claro, encontramos similitud en cuanto al modo colaborativo y demás, que ya lo veníamos haciendo en otros soportes y funcionó perfecto como metáfora para sintetizar eso que queríamos contar utilizando otras herramientas. Esto sintetizaba justamente la filosofía que nos interesaba.

- Y con respecto a Compartiendo Capital, ¿cuándo comienzan con esa plataforma ?

F. – Formalmente en el 2005, habíamos organizado unas jornadas de discusión y debate en torno a las licencias alternativas y armamos unas jornadas en Planeta X (3) donde había gente del Conicet, usuarios de GNU/linux, artistas sonoros, artistas visuales que se pusieron a debatir en torno a estas cosas. Invitamos a Vercelli de Creative Commons (4) y las jornadas se llamaban “Compartiendo el Capital”: ahí se presentó por ejemplo una bebida cola de código abierto (5) entre otras cosas. Nosotros presentamos una cosa que se llamaba Pinhole Copyleft Camera (6), era una metáfora del open source utilizando una cámara estenopeica (7) y ahí lo denominamos al sitio Compartiendo Capital. Como vimos que había gente interesada que nos enviaba prototipos de cámaras y que podíamos generar una comunidad en torno a algo tan simple como una cámara estenopeica, promoviéndola como si fuera un producto, surgió el deseo de extenderlo al campo de las artes visuales en general y empezamos a pensar analogías en torno al open source y el campo de las artes visuales y a ensayar e investigar modos de trasladar esa misma dinámica, esa misma lógica a las practicas artísticas.

– Pero siempre conservando un contacto y un trabajo en el espacio público …

F. – Sí, nosotros siempre decimos que en Rosario es mucho más simple hacerlo, porque lo que uno ve como construcción de red en Internet en una ciudad de las características y el tamaño de Rosario es muy probable que uno pertenezca a uno o dos colectivos simultáneamente; entonces esa red y esa contaminación se da de hecho, es decir nos conocemos todos y es muy fácil armar trabajo en red física.
I. – Toda la experiencia previa, la de participar en el colectivo Planeta X, que es donde surge la propuesta ésta de hacklab (8) y del encuentro mismo con el software libre es importante. No es cualquier colectivo.

- ¿Ese fue el disparador, el primer gran proyecto?

F. – En realidad una conjunción de cosas: el hecho de haber participado, de haber conocido las chicas de Córdoba de “Liminar” (9), más participar en “Planeta X”, más técnicos con los que compartíamos el espacio del hacklab y algunas personas que vienen de la comunicación que estaban interesadas en las licencias alternativas. Toda esa conjunción es “Compartiendo Capital”.
I. – Nosotros veníamos trabajando en Internet, veníamos trabajando con guerrilla de la comunicación (10), con todo lo de “Pinche” (11), con una serie de usos que hacíamos de Internet . Pasar al software libre era como una cosa natural, era lo que había que hacer, lo veíamos así, eso dio lugar a “Compartiendo Capital”.

- ¿Quienes conforman hoy “Compartiendo Capital”?

F. – Somos nosotros dos en red con otras personas …
I. – Va por alianzas estratégicas, por ahí estamos con Iván Rosado, por ahí con Planeta, o vamos abriendo el juego a medida que haya juego y ganas de hacer algo.
F. – Lo que garantizamos es la continuidad en el tiempo de un soporte, y hay una serie de proyectos que se van desprendiendo en los cuales trabajan distintas personas. No necesariamente los mismos que participan en una cosa lo hacen en otra.

A veces los espacios de la institución-arte pueden resultar algo estrechos. Sucede, por ejemplo, cuando los artistas suman disciplinas – TICs, educación, cultura libre -, y sus relaciones se entablan a partir de ellas. Entonces nace la necesidad de reconfigurar la ruta, de ampliar los mapas, de contemplar la posibilidad de nuevas escenografías y actores. Sumamos a la entrevista a Lila Pagola.


Lila – Después de mi charla sobre proyectos de artistas y software libre de Argentina, en ISEA (12) me hicieron una pregunta: ¿por que los proyectos que había seleccionado de software libre eran sobre todo del interior del país y no de Buenos Aires?. Hasta ese momento yo no me había dado cuenta que la mayoría eran de Rosario y Córdoba. Los que yo mencioné fueron el trabajo de Judith Villamayor (13), que es bastante reciente, el de Jorge Crowe (14), que también es reciente en relación al software libre, y la Burn Station de Rama (15).

F. – Y decime alguna otra iniciativa desde Buenos Aires, porque a lo mejor es por desconocimiento. Yo sinceramente no conozco. Y además, Judith es de La Plata y Crowe de Mendoza.

L. – ¡Ciertamente!, o sea que ni siquiera ellos … esto me hizo pensar que en realidad tiene que ver con el peso institucional de nuestros respectivos mundos del arte. Como para nosotros, los del interior, nos resulta mucho mas difícil entrar al juego “en serio” del arte, de pronto nos ponemos a hacer cosas que nos importen mas o sea mas autÉnticas, con interlocutores más amplios y genuinos: algo que para los artistas que nos interesamos en las prácticas críticas con TICs ha empezado a suceder con las comunidades de software y cultura libre.

F. – Al no tener una “tradición”, entre comillas, de arte y desarrollo tecnológico vinculado con instituciones, como por ejemplo lo que propone Fundación Telefónica (16) en Buenos Aires, que tiene otro enfoque, de lo que entendemos arte y tecnología no estamos con una práctica connotada, por lo tanto podemos explorar lo que queremos, no hay demanda por parte de las instituciones.

L. – Además a mi me da la sensación que la mayoría de los proyectos tratan de salir de la institución, de buscar diálogo con otras comunidades, con cosas más “reales” que las que están adentro de los espacios institucionales. Acá los hay como en Rosario, pero la mayoría son de muy poco impacto fuera del grupo de artistas que circula por ahí.

F. – Nosotros estamos ahora desde hace dos o tres años en un proceso inverso, tratando que las instituciones se interesen en el software libre. Instituciones que no necesariamente están vinculadas con el arte, pero por ejemplo en términos de cultura general hay varios centros culturales y demás donde nos interesa incidir. Presentamos proyectos en esos lugares porque sabemos que se amplifica a un público más extenso que a los especialistas de siempre.

- ¿Y que tipo de proyectos están presentando ahí?

F. – Hemos trabajado con niños, jóvenes y adultos en varias oportunidades, con la secretaría de cultura local y asociaciones civiles. Proponemos y participamos de eventos y talleres vinculados al arte y al software libre, entonces se acercan docentes de escuelas, algunos artistas y jóvenes activos en la web 2.0. Recientemente mostré cómo usar programas de gráfica en un lugar que capacita a jóvenes en situación de calle. Con Inne acabamos de participar de Usina Digital, un dispositivo municipal de divulgación.

L.- Es otro mundo, complejo, pero está bueno ponerse en esa tarea de articular con otros espacios, otros actores, otras prioridades …

F. – Si, hay espacios donde se forman docentes y ellos están generando tendencias. Acá, en Rosario, al menos se hace cada tanto. Poder dictar ahí dos o tres talleres que tengan una visión de lo tecnológico desde otro lugar está bueno. Poder llegar a involucrarse con la educación pública, con esos otros espacios donde habitualmente uno no llega.

- ¿Filosóficamente está mucho más cerca que lo que se puede desarrollar desde la institución arte?

F. – Lo que sucede con la institución arte es que desconoce totalmente todo esto, le encuentran escaso o nulo valor, al menos en Rosario. No hay una formación por parte de los curadores o de la gente que está a cargo de esas instituciones, una formación que valore este tipo de prácticas. Porque uno parta del campo del arte no quiere decir que todo lo que desarrolle vaya en ese sentido.

- No todo es obra de autor.

F. – (risas) Hay cosas que no tiene sentido llamarlas obras. En esas prácticas que uno hace con otros está bueno que se desdibuje también esa idea de obra.

Notas